Cómo mantener fresco tu ordenador portátil

by
4 minutos
Cómo  mantener fresco tu ordenador portátil

Ahora que las temperaturas van incrementando y nos pasamos un tiempo prolongado usando el ordenador portátil, tenemos que mantenernos al tanto de que este no se sobrecaliente y así, evitar problemas en su funcionamiento. Por ello, vamos a presentar una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de trabajar con tu ordenador.

Para un mejor rendimiento es necesario que fluya el aire por debajo de nuestro dispositivo, de esta manera evitaremos que los ventiladores se sobrecalienten, por lo que la mejor opción es no colocarlo sobre almohadillas o telas que impidan la ventilación. En caso de que no sea posible evitar esto o que lo ventiladores de tu equipo ya no funcionen igual que al principio, siempre puedes recurrir a los soportes refrigerantes para portátiles, que no solo actuarán de trípode para el equipo, sino que también le proporcionarán aire.

Cuando no estés usando el ordenador o vayas a hacer una pausa, te recomendamos que apagues o suspendas el equipo ya que de no hacerlo, la batería sigue en funcionamiento, al igual que el procesador y los ventiladores.

Otro importante (pero desapercibido) dato es no exponer el portátil directamente al sol ya que podría favorecer y acelerar el calentamiento de la computadora. La mejor opción es dejarla en una habitación fresca o que cuente con una temperatura no muy alta.

La suciedad que se acumula (y no vemos) en nuestros equipos y concretamente, en los ventiladores también ayudan a que este se caliente más rápido, por lo que mantenerlo limpio y libre de polvo es importante. Si quieres aprender cómo hacerlo aquí te dejamos una guía paso a paso.

Por otro lado, mientras más brillo apliques en la pantalla, más rendimiento exiges a tu ordenador, así que, si puedes evitarlo, mejor.

Otras cosas que puedes hacer aparte de las que te aconsejamos es utilizar aplicaciones que te ayuden a regular la temperatura, no bloquear la ventilación de la parte inferior (para dejar que el calor se libere de forma natural tal y como está diseñado el equipo) o mantener el software actualizado.

Llevar a cabo alguno Ç(o varios) de estos consejos hará que tu portátil se mantenga más fresco durante su funcionamiento.