La escasez de chips continuará hasta 2023

by
3 minutos
La escasez de chips continuará hasta 2023

La escasez de chips es algo que lleva mucho tiempo en boca de todos y la pregunta que más escuchamos es, ¿ cuándo acabará esta escasez?, y es que es muy difícil afirmar con seguridad cuando volverá todo a la normalidad, las consolas y las tarjetas gráficas están prácticamente desaparecidas y la previsión para el año 2022 no es mucho mejor, ya que conseguir una PS5 o una Xbox Series X seguirá siendo muy complicado, o al menos esto es lo que ha comunicado el director de tecnología de AMD, Mark Papermaster, el cuál ha afirmado que la escasez de chips continuará durante el año 2022.

Como ya sabréis, esta escasez de chips ha afectado enormemente a la oferta y la demanda de tarjetas gráficas y consolas de última generación, aunque este directivo afirma que la luz al final del túnel se acerca, aunque lo haga muy lentamente, y espera que para el año 2023 se pueda recuperar un equilibrio normal entre la oferta y la demanda.

AMD es una de las empresas que se han visto afectadas enormemente por esta escasez de chips, y no llegan para cubrir la demanda. Esto es un problema mucho más grande de lo que parece ya que  AMD no solo fabrica procesadores y tarjetas gráficas de última generación, sino que también se encargan de la producción de la CPU y la GPU de la PS5 y la Xbox Series X. 

Anteriormente ya habíamos podido tener la opinión de otras empresas como Intel, TSMC o Nvidia, las cuales ya dijeron que no esperaban que esta escasez mejorase hasta 2023, y que 2021 y 2022 se tratarían de años duros debido a la imposibilidad de cubrir la demanda.

Aunque la situación sea dura, las empresas están tratando de aliviar la situación, pero aun así queda claro que la situación no va a mejorar durante el año 2022, lo cuál seguirá dejando un enorme desequilibrio entre oferta y demanda, esto como ya muchos habréis podido adivinar, desembocará en falta de stock, retraso en la entrega de productos previamente reservados, y en subidas de precio. Se espera que en la segunda mitad de 2022 disminuya la oferta, y que esto se mantenga así hasta 2023, año en el que se espera que se estabilice la situación.