Llega el primer sistema de computación en memoria basado en MRAM de la mano de Samsung.

by
2 minutos
Llega el primer sistema de computación en memoria basado en MRAM de la mano de Samsung.

Las memorias MRAM o magnetorresistivas son deseadas por parte de diversos fabricantes desde la década de los 90. Estas consisten en un tipo de memoria que consigue retener la información aún si el dispositivo está apagado o no hay energía. Ahora, Samsung confirma la primera demostración, comprobando su efectividad en entorno real.

Este tipo de memorias disponen de una gran variedad de ventajas y alguna de ellas son: permiten almacenar datos desde la propia red de memoria, procesan los datos de forma paralela desde el mismo chip (reduciendo así el consumo de energía) y como hemos mencionado anteriormente, son volátiles.

El desafío que presentan las MRAM es que debido a su resistencia baja y que no pueden beneficiarse de la informática estándar, la ejecución puede llegar a ser complicada. Aún así, Samsung señala que son perfectas en el desarrollo de nuevos chips de IA (Inteligencia Artificial) o el desarrollo de redes neurológicas.

Las pruebas realizadas por el equipo de Samsung Advanced Institute of Technology (SAIT) y Samsung Electronics Foundry y cuyos datos están publicados en la revista Nature, muestran que la compañía ha alcanzado un 98% de precisión en la clasificación de dígitos manuscrito y un 93% de precisión en la detección de caras en escenas.

Para conseguirlo, los ingenieros de Samsung implementaron las memorias en un sistema de computación enfocado a tareas de IA, donde las MRAM almacenaban los datos de partida y realizaban la tarea de cálculo.

Las memorias MRAM suponen un importante avance ya que abren las puertas a una nueva generación de chips.