Los SSD podrían subir de precio muy pronto

by
3 minutos
Los SSD podrían subir de precio muy pronto

Desde que empezó la pandemia hemos visto varios casos en los que el COVID 19 ha causado estragos en el mercado y en la producción de material tecnológico, ahora lo podemos ve otra vez más con el cierre temporal de dos fabricas en Xi'an pertenecientes a la empresa Samsung, estas fábricas son desarrolladoras de chips NAND, y entre ambas fábricas cubren el 15,3% de la producción a escala mundial, esto quiere decir que el cierre temporal de ambas fábricas podría causar un daño colateral en el mercado afectando a su funcionamiento.

Los analistas no han tardado en notar esto, y han augurado la posibilidad de aumento en los precios de los productos que cuenten con chips NAND, estas subidas de precio podrían afectar a productos como los SSD o las memorias DRAM, además de esto y como también paso con los microchips, los precios no serán lo único que se vea afectado pues también podrían llegar a darse retrasos en otros sectores. 

Como ya hemos comentado antes estas fábricas constituyen un 15,3% de la producción mundial, pero además también constituyen el 42,5% de la producción total de chips 3D NAND por parte de Samsung, esto implica que el cierre temporal de estas dos fábricas afectaría en mayor medida a la empresa coreana.

Desde Trendforce indican que Samsung tiene cubiertas sus necesidades durante enero del año 2022 y aunque el problema no es alarmante podría afectar a Samsung a corto plazo. Estos problemas podrían generar retrasos en otros productos que utilicen estos chips, aunque de momento Samsung no muestra una gran preocupación debido a que tienen stock para poder continuar con la producción en los siguientes meses. 

En el comunicado oficial de Samsung se comunicó el cierre temporal de ambas fábricas, pero no se ofrecen ningún dato adicional sobre la situación como el cuando reiniciarán su producción. Aún desconocemos muchos datos sobre esta situación y como se desarrollará en un futuro a corto plazo, con lo cuál no podemos hablar con seguridad, esperamos que este efecto dominó no afecte a fabricantes, ni provoque una sobredemanda de estos productos que pueda provocar retrasos y subidas de precios para otros fabricantes.